El pasado fin de semana estuvimos haciendo fotos en Almería y durante la semana no he podido resistirme a publicar estas fotografías que tenía pendientes. Aida y Jesús comparten conmigo el amor por Almería, por sus paisajes cálidos, por su viento en la cara, el calor en el cuerpo, la espuma en los pies, sus montañas, las aguas turquesas, el resplandor de una tierra que te llena y te calma.

Y siempre busco algo distinto, algo que no encontré antes, algo que me motive y me haga volver, una luz distinta y un paisaje distinto, siendo el mismo y al mismo tiempo distinto, mis fotos salen de mí, y de la gente que confía en mí, mi paisaje interior y la luz que replandece en la pareja que fotografío, sus miradas íntimas y su amor eterno, como el paisaje del cabo.

Aida y Jesús, os dejo con vuestra última sesión de fotos de boda, con vuestra Almería, con vuestras sonrisas, espero que despierten en vosotros tantas sensaciones como a mí. Un abrazo, a los dos.