Niña recogiendo flores en el campo en una sesión de preboda en Jaén de Jose Miranda fotografia y boda

contraluz de unos padres y su hija jugando en el campo con flores en una sesión de preboda de Jose Miranda Fotografia y boda en Jaén

retrato de una niña intentando enseñar a la camara un flor con su padre sonriendo en segundo plano en una sesión de preboda de Jose Miranda Fotografía y boda en Jaén

Preboda de Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografía

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografia

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografia

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografia

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografia

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografía

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografia

Preboda Rosa y Jesús Jose Miranda Fotografia

Preboda de Rosa y Jesús fotografías por Jose Miranda

Preboda-Rosa-y-Jesús-Jose-Miranda-Fotografia

Preboda de Rosa&Jesús

Estas han sido las fotos de la preboda de Rosa&Jesús, y su pequeña Paula, que por supuesto nos acompañó  esa tarde.

Paula es la niña de los ojitos de sus papás y no podía faltar en esta sesión fotográfica tan especial, tan cerca de su boda.

Una preboda tan sólo es un juego, y eso hicimos, jugar, dar rienda suelta a las risas de Paula mientras recogía flores por la orilla del pantano, al lado de Martos, mientras iba bajando el sol y nos daba esa luz tan bonita para estas fotografías.

Jugó, corrió, merendó, se hartó de que Jesús le hiciera carantoñas y la paseara en hombros y  brazos, e hizo que a Rosa, su mamá, se le pasaran un poquito los nervios, aunque nunca entiendo muy bien eso de los nervios, si sólo son unas fotos, un paseo de los tres!!!! Pero claro, conmigo haciendo unas fotos.

Estas son una muestra de fotos hechas con mucho  mimo, para mostrar todo el amor y el cariño que se tienen, y que  se capta en los pequeños detalles, en pequeñas imágenes de grandes sentimientos.

Las últimas instantáneas las tomamos cuando Paula se fue con sus abuelos, así ,  Rosa y Jesús se quedaron un ratito a solas, y mostraron no sólo su cara divertida de padres sino también de pareja enamorada e ilusionada por el gran día que están preparando con tantísimo entusiasmo.

Me gustó mucho haber pasado una tarde tan cálida con vosotros, y con Paula, un sol de niña que para nada le tiene miedo a la cámara, con esa mirada tan inocente y tan cómplice, que te hace recordar la niñez y su candor.

Y me gustará mucho estar presente, en todo momento, durante el día de vuestra boda, y poder ayudar en todo y hacer que durante años recordéis ese día tan bello con las fotografías que tome, gracias por confiar en mí para algo tan importante.