MENU

Conocer a Lola y Pablo fue algo especial, hubo conexión desde el principio y todo con ellos ha sido algo más que fotografiar unos momentos, ha sido fotografiar a dos personas excepcionales mientras reían, saltaban, se abrazaban, lloraban de alegría y de emoción. El primer día que nos vimos para esta preboda no querían muchas fotos, pero la historia fue otra, vaya que si lo fue. Esta es una pequeña muestra de esa tarde.

Comenta
Añade tu comentario

CLOSE