MENU

Tengo que reconocer que la boda de Natalia y Javier ha sido quizás la boda que más tranquilos he encontrado a los novios, estaban muy felices e ilusionados por todo que estaba pasando y allí donde estuviéramos se respiraba paz, sosiego y mucho entusiasmo!!!!
Su pequeña Alejandra, siempre atenta a todo, no se perdió un detalle y aunque necesitó una buena siesta mientras su mamá se preparaba, pronto se incorporó a ser el centro de todas las miradas.
Felicidades a los novios y enhorabuena por formar una familia tan bonita!!!!!!!!!!!!

 

Comenta
Añade tu comentario

CLOSE