MENU

Realizar fotografías de boda es algo que me gusta, que me divierte y me supone un reto, buscar siempre la mejor fotografía, estar siempre pendiente del detalle o del momento que se te escapa, siempre con los máximos criterios emocionales. Porque si la fotografía sólo es buena técnicamente, pues será bonita, será muy buena, pero sólo eso. Y siempre hay mucho más.

Y además, de todo ésto que siento cuando fotografío bodas, si además conoces y compartes momentos tan bonitos con parejas como Natalia y Sergio, gente tan buena, con los que te pones a charlar y parece que los conoces de toda la vida, que coges la cámara y las fotos salen solas, porque desprenden cariño y, aunque suene a cliché, con sus miradas se lo dicen todo… hace que todo merezca la pena, que te vuelva a salir tu venaza de wedding photographer y disfrute cada vez que miro sus imágenes, porque de lo que disfruto y recuerdo es de las tardes tan buenas que he pasado con ellos tirando fotos, y riéndonos, riéndonos mucho.

Un placer haberos acompañado en esas tarde, un abrazo muy fuerte, y aquí tenéis alguna de las fotos de esa tarde por las tierras de Jaén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta

Me ha encantado….Hasta las nubes parecian de cine….y vayas primeros planos de mi sobrinita….No me canso de mirarlas.Felicidades al fotografo y como no a mi parejita….INOLVIDABLE

COMO NO VOY A DEJAR UN COMENTARIO SI ME HAN ENCANTADO???? no se que adjetivo ponerle para describirlas porque seguro que con lo que ponga me quedo corta. Viendo estas fotos, dan ganas de casarse otra vez y volverse a colocar el vestido. Que penilla me da que todo haya acabado ya, con los buenos momentos que hemos pasado y nos habéis hecho pasar… pero queda el consuelo de que nos llevamos dos amigos como vosotros para siempre. GRACIAS COMPYS!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Añade tu comentario

CLOSE